cambio de look

De básico a...WOW! Te enseñamos cómo dar un giro de 180º a tu look

10 January, 2020

Pequeños detalles que pueden generar grandes cambios en tu estilismo. A veces solo hace falta fijar nuestra atención en lo más simple: ¿qué puede aportar a ese outfit básico que no me quito para elevarlo de manera instantánea? Dar un giro a tu estilo puede ser tan simple como saber añadir un cinturón justo a tiempo o dominar el arte de las capas. A continuación, tres cambios de look (antes y después) que demuestran el poderoso golpe de efecto que algunas prendas y accesorios pueden crear.
 

 

LOOK 1: Sube el tono de un look smart casual

 

 
Clásica, cómoda y con una apuesta de color. El lienzo básico ya lo tienes: pantalón carrot negro, suéter de punto en tonos neutros y mocasines.
 

 
Agrega una blazer a tu fondo de armario apostando por el color es una buena forma de darle ese algo especial a los looks más planos. Si además de esto, añadimos un pañuelo estampado anudado, la transformación es inmediata.
 

Tips de tu Personal Shopper:

 

 

  • Ajusta las mangas.
  • Si remangas las de tu blazer hasta conseguir que estas se queden en un largo tres cuartos, crearán el efecto óptico de estar alargando el brazo y afinando tu silueta. Puedes jugar con las texturas de los materiales y los colores mostrando la diferencia entre el punto (dejándolo en su largo natural) y la americana más corta.

  • Pañuelos con print.
  • Un recurso fácil que aporta color a tu rostro. Elige un estampado que tenga como base uno de los colores de la americana y úsalo en el cuello, abierto o con un nudo, para darle volumen al estilismo.

  • Ese bolso funcional.
  • Elige un accesorio de tamaño mediano, en colores neutros o a juego con la parte baja de tu look. De esta manera no agregas más información a lo que llevas puesto y centras la atención en iluminar tu rostro.

De look básico a…¡WOW!

 

 

LOOK 2: Capas y animal print para reinventar tu look comfy

 

 
El layering es un arte. La habilidad de superponer capas en un outfit que ya hace años se impone como un recurso de estilo sencillo y altamente efectivo.
 

 
Aporta distintos volúmenes al look y lo convierte en funcional: no hay más que quitarse o ponerse capas para adaptarse a las siempre cambiantes temperaturas de oficina. La buena noticia es que, al hacerlo, el outfit no pierde fuerza. Funciona siempre.
 

Tips de tu Personal Shopper:

 

 

  • Usa como base prendas básicas, temporales y que te favorezcan especialmente.
  • Un jean que acentúe tu figura sin detalles o apliques y una parte superior en algún color versátil como el negro.

  • Menos es más.
  • En la segunda capa agrega una camisa abierta, mejor sin estampado.

  • Tercera capa
  • Un cárdigan de punto fino y corte amplio en algún color tendencia o clave de la paleta de tu armario.

  • Una pashmina o foulard con print
  • En este caso recurrimos a la tendencia infalible del estampado de leopardo. Su color base es combinable con cada una de las prendas que llevamos y coincide en su fondo con el negro de la primera capa, esto permite que encaje bien si decidimos usarlo con o sin el resto de capas, y remata agregando un toque personal.

De look básico a…¡WOW!

 

 

LOOK 3: Texturas y colores mix & match

 

 
Chic y clásico. Elevamos la apuesta para crear un estilismo que hable de tus planes de semana y que admita tanto la mañana de oficina, como la tarde de afterwork o reunión con tus amigas. Decantarse por un vestido en invierno no es tan complejo: se trata de elegir los materiales correctos y sumarles un toque definitivo con accesorios que rompan con la rutina.
 

 

Tips de tu Personal Shopper:

 

 

  • Sienta las bases con un vestido de punto fino o tricot
  • Mejor con mangas largas. Perfecto porque abriga sin añadir volumen a tu figura, sino acoplándose a ella. Úsalo con medias negras semitransparentes y con botines de tacón medio en punta para alargar tu silueta y estilizar.

  • Agrega un abrigo tendencia tipo teddy o de piel sintética
  • Para convertirlo en algo diferente: dale el punto de estilista con un cinturón delgado en un color que complemente. Realza la silueta marcándola y da un giro llamativo al look.

  • Suma y sigue sin miedo a las texturas
  • No temas al efecto croco en tus complementos, pruébalo en primer lugar con tu bolso cartera.

De look básico a…¡WOW!

 

Comentarios

Escribe un comentario