zapatos según tipo de pie

Dime cómo es tu pie y te diré qué calzado necesitas

20 mayo, 2021

En Lookiero nos apasiona acompañar nuestros looks con los mejores zapatos. Por eso hoy hablamos de tus pies. Compartimos contigo nuestros secretos para cuidarlos y te contamos qué debes tener en cuenta a la hora de elegir el calzado más adecuado para tus estilismos.

El calzado es una parte muy importante de cualquier look. Aunque, ¿quién no ha dejado alguna vez a un lado la estética para priorizar la comodidad? Lucir un calzado apropiado y cómodo para cualquier ocasión resulta más sencillo cuando conoces a fondo tus pies. ¿Quieres ir cómoda y a la moda? ¡Aquí estamos para ayudarte!

mocasines de ante camel
zapato plano dorado

¿Qué tipo de pie tengo?

Conocer los diferentes tipos de pie y saber cuál es la horma y el tejido más adecuados para ti te ayudarán a elegir mejor tus zapatos y a sentirte cómoda con cualquier estilismo.

Dependiendo de cómo sean tus dedos de los pies

Esta clasificación, aunque algo desconocida, te resultará muy útil para conocer un poco más sobre tus pies.

  • Pie egipcio
  • Se trata del tipo de pie más común ya que cuenta con él casi un 60% de la población. Esta tipología debe su nombre a que en el Antiguo Egipto era considerado el tipo de pie más bonito. Lo reconocerás porque la disposición de los dedos crea una diagonal visual que va desde el dedo gordo del pie hasta el más pequeño.

    Si cuentas con un pie tipo egipcio, es importante que te fijes en el primer metatarsiano. Es decir, en el hueso que se encuentra entre el dedo gordo y el empeine. Si este es más largo de lo normal, podría ser que acabaras desarrollando una artrosis en la articulación del dedo. Si quieres ir cómoda y evitar la aparición de juanetes, olvídate de los zapatos que cuenten con hormas muy estrechas.

  • Pie griego
  • Se calcula que en la actualidad, el 14% de la población tiene este tipo de pie que, según se creía, estaba reservado a las deidades griegas. Su característica principal es que el segundo dedo supera en longitud al dedo gordo. Esto no tiene por qué ser un problema, a no ser que lo supere en más de un centímetro. En ese caso, el dedo podría generar molestias al andar.

  • Pie romano o cuadrado
  • Reconocerás este tipo de pie porque todos sus dedos tienen, más o menos, la misma longitud. Suelen ser pies más anchos, lo que puede suponer un problema a la hora de lucir zapatos de horma estrecha.

    tipos de calzado según pie

Dependiendo de cómo sea tu pisada

Observa la forma de tu pie y la pisada que genera para poder distinguirlo entre:

  • Pie normal
  • Se considera un pie normal aquel en el que la pisada distribuye el peso entre las zonas delantera, trasera y lateral.

  • Pie cavo
  • En este tipo de pies el empeine es alto, creando un arco muy pronunciado y una pisada muy pequeña, que se divide entre la almohadilla y el talón. Si tu pie es así, debes tener en cuenta que puedes sufrir algunos inconvenientes: dolor en las almohadillas de la planta, dolor en el talón al apoyar, durezas dolorosas en las zonas de mayor apoyo, tendinitis…

  • Pie plano
  • Tener los pies planos significa que cuando pisas lo haces con casi toda la superficie del pie. En este caso el arco es muy pequeño o inexistente. Estas son algunas de las molestias que puedes sufrir: alteraciones en el pie y en el tobillo, paso menos energético y eficiente.

Qué zapatos usar para problemas comunes de pies

Ahora que conoces un poco más sobre tu pie, es momento de poner en práctica algunas soluciones que te ayudarán a dejar de sufrir con cada paso.

Zapatos para pie cavo

zapatos para pies cavo
sandalias para pie cavo

Hazte con una plantilla de gel que rellene la zona del arco y funcione como amortiguador para el pie. También puedes elegir un tipo de calzado que te ofrezca el apoyo extra que necesitas. Por ejemplo, unas sneakers o unas sandalias tipo birkenstock. Esta opción no solo no afectará a tu estilo sino que además dará un toque vanguardista a tu look.

Zapatos para pies planos

sandalias para pies planos
zapatos para pies planos

Si tienes pies planos nuestra recomendación es que apuestes por acompañar tus
estilismos con tacones medios cuadrados o anchos. ¡Es una solución de lo más cómoda para equilibrar la falta de arco!

Zapatos para pies con juanetes

sandalias para pies con juanetes
sandalias planas para pies con juanetes

Si sufres de “hallux valgus” o juanetes, te diremos que no estás sola. Es una de las dolencias más habituales. Los juanetes aparecen cuando la circulación de un dedo no tiene espacio suficiente y sale de la línea del pie. Esto hace que el dedo afectado apunte hacia otros dedos y presente enrojecimiento y dolor continuo o intermitente. Su origen puede estar en la propia forma del pie, en un problema de artritis o en el propio uso del calzado. Para disimularlo y sentirte cómoda:

  • Escoge zapatos hechos con materiales blandos como la piel fina, el ante o el textil.
  • Elige sandalias que cuadren bien con la forma de tu pie.
  • Ten muy en cuenta el ancho de la horma, sobre todo en la parte delantera.
  • ¡Es hora de decir adiós a las punteras afiladas!

Zapatos para pies anchos

sandalias para pies ancho
sandalias para pies anchos

Como sabes, las líneas diagonales estilizan y las horizontales te hacen parecer más ancha. Al trasladar esta norma de moda a los pies vemos que una esclava que muestra muy desnudo el pie potenciará más su anchura. Por tanto, si tienes pies anchos, pruébate los zapatos para ver cómo te sientan antes de decidirte por ellos. Probar diferentes hormas es la mejor manera de conocer la morfología de tu pie y, por lo tanto, de elegir los zapatos que mejor se adapten a ti.

Zapatos para pies estrechos

sandalia ugly para pies estrechos
zapatillas para pies estrechos

¿Tienes los pies estrechos? En este caso hay dos situaciones que te interesa solucionar.

  • Contraste de volúmenes. Para añadir volumen a tu pie y que no llamen la atención en comparación con tus piernas, hazte con calzado con suelas chunky, plataformas, colores, lazadas o detalles como hebillas o cortes horizontales.
  • Sujeción. Cuando el pie no se encuentra bien sujeto, se acaba moviendo dentro del calzado, creando rozaduras, ampollas o heridas. Para evitar la aparición de estos problemas elige hormas estrechas y zapatos con cierres, tiras móviles como velcro, cordones o hebillas ajustables.

Zapatos para pies hinchados

Algunas mujeres tienen los pies hinchados continuamente. Otras sufren este problema durante los embarazos y la mayoría durante los meses de más calor. Detrás de este síntoma pueden esconderse problemas de circulación, retención de líquidos, etc. Si tus pies están hinchados por cualquiera de estas razones, trata de liberarlos siempre que puedas. Para ello, una buena alternativa son las sandalias minimal o las chanclas tipo flip flop. Además, ¡esta temporada son tendencia! Elígelas en tonos neutros y con algo de plataforma y recuerda que deben ajustarse bien a tu pie.

¿Cómo cuidar los pies y lucirlos perfectos este verano?

Al no enseñarlos la mayor parte del año, a veces nos olvidamos de cuidarlos como se merecen. Con el buen tiempo a la vuelta de la esquina, ya no hay excusas. Cuidar tus pies puede ayudarte a potenciar o equilibrar un look o simplemente aportarte un extra de alegría cuando mires hacia abajo.

Apunta nuestros trucos para empezar a cuidar desde ya tus pies.

  1. Empieza retirando los restos de esmalte de las uñas (si es que llevas) introduciendo los pies en agua caliente durante al menos 10 minutos.
  2. El agua caliente ablandará las cutículas y las durezas para que te sea mucho más sencillo trabajarlas. ¡Es momento de darle caña a la piedra pómez! Repasa con ella las plantas de los pies y el talón. Utiliza un palito de naranjo para retirar hacia atrás las cutículas y vuelve a remojar los pies.
  3. Lima y corta las uñas. Intenta que queden rectas utilizando la yema del dedo como línea de referencia. Corta las cutículas con cuidado y evitando tirar de ellas.
  4. Seca los pies con una toalla limpia y pule las uñas. ¡Toca elegir tu esmalte! A la hora de decidirte por un color, ten en cuenta tus próximos looks y hazte con un tono que pegue con todo.
  5. Espera unos minutos a que tus uñas se sequen. Tras ello, hidrata tus pies con una crema especial para esta zona. Y, si quieres un extra de hidratación, apúntate este truco. Si han pasado más de 3 horas desde que te pintaste las uñas, embadurna tus pies en crema hidratante antes de dormir y ponte unos calcetines limpios. ¡Notarás la diferencia cuando te despiertes!

lucir pies este verano

¿Cómo elegir el mejor color para las uñas?

Estos tips te ayudarán a acertar con tu esmalte:

  • Si no quieres llamar la atención sobre tus pies, opta por tonos que pasen desapercibidos.
    Los tonos nude son siempre un acierto. Ofrecen un aspecto natural a la vez que muestran una estética cuidada. Invierte en un tono que te guste y que vaya bien con el tono de tu piel. ¡Le sacarás mucho partido!
  • Revisa las tendencias de temporada para hacerte con los colores y acabados perfectos para tus looks.
  • Ten en cuenta que los tonos oscuros son ideales para cubrir las imperfecciones de las uñas aunque hacen que parezcan más pequeñas. Con los tonos claros pasa todo lo contrario.
  • Mientras los tonos oscuros necesitan más mantenimiento, los tonos más naturales requieren menos retoques y por tanto te darán más margen entre pedicuras.

Ahora que ya tienes tus pies a punto, ¡es hora de lucirlos con el mejor calzado! Déjale un mensaje a tu Personal Shopper explicándole qué tipo de pie tienes y pídele que te sorprenda con sus elecciones en tu próximo Lookiero. ¡Es hora de renovar tu calzado!

Sigue leyendo

Cómo elegir el bañador o bikini ideal según tu físico y tono de piel

Comentarios

Escribe un comentario

Tu comentario (obligatorio)
Nombre y apellidos
Email